Domingo, 17 de agosto de 2014

Resulta increible el impacto de esta locucion latina en estos dias y no es para menos pues simboliza  el contenido de una de la mejores peliculas del actor Robin Williams( La Sociedad de los Poetas Muertos), el cual hace unos dias dejo de existir, muy a pesar de muchos, miles, millones en todo el globo. El mensaje de esta produccion basada en el termino carpe diem quam minimum credula postero, el cual en terminos simples significa aprovechar el tiempo y no confiarse en el mañana, que es una formula usada en numerosos textos de autoayuda y superacion para dar ese empujon a los muchos que no se atreven o postergan la realizacion de sus sueños. 

Es destacable el mensaje, cuyo contenido encierra muchas virtudes humanas olvidadas en la actualidad, la unidad de grupo e integridad de la persona, cualidades casi ausentes en un mundo donde los individuos son seducidos por falsos dioses como el dinero o el poder y olvidan los ideales de juventud, peor aun no les importa pasar por encima del otro para lograr sus fines.En un mundo caotico y cinico es reconfortante apreciar este tipo de contenido, de luchar contra sistemas obsoletos, que no dejan desarrollar el pensamiento humano al establecer lineamientos que entorpecen el crecimiento de ser, de querer formar individuos de acuerdo a un modelo, definitivamente limitan nuestro crecimiento intelectual y el poder de creatividad.

Este personaje, que interpreto Williams, el de un profesor de poesia con metodos poco ortodoxos en su enseñanza, pero que encendio en sus alumnos ese espiritu de rebeldia, asi como el poder de elegir y cuestionar lo establecido. Lo negativo en la juventud es ser una mas de las ovejas de un sistema que en muchos casos terminan apagando esa llama interior con la cual todos nacemos. Descanze en paz  maestro Robin Williams, ¡Oh capitan, Mi capitan!. 



Publicado por zahir_peru @ 12:11 PM  | NOTAS PERSONALES
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios